4 razones para utilizar tarjetas virtuales de un solo uso

4 razones para utilizar tarjetas virtuales de un solo uso

| mayo 20, 2021 | Fintech

El incremento de las compras online y el descontrol que provoca a nivel de empresa tener que compartir una misma tarjeta corporativa entre varios empleados y departamentos, ha conseguido que muchas compañías se decanten por métodos de pago inteligentes como, por ejemplo, las tarjetas virtuales de un solo uso.

Como bien indica su nombre, estas tarjetas no tienen un formato físico, pero siguen contando con todos los datos necesarios que podemos encontrar en las demás tarjetas, como el nombre, número, fecha de caducidad y código de seguridad.

¿Por qué usar tarjetas virtuales de un solo uso?
  1. Aumentan la seguridad de los pagos online: Una vez realizada la compra, las tarjetas virtuales de un solo uso se inhabilitan automáticamente, lo que evita cualquier robo de información de la tarjeta.
  2. Más control sobre los gastos: Estas tarjetas proporcionan trazabilidad absoluta y monitoreo de las compras en tiempo real, lo que permite a la empresa tener un mayor control y visibilidad de las compras efectuadas por los empleados.
  3. No compartir tarjetas corporativas: Cada tarjeta virtual es de un solo uso y para cada solicitud de gasto aprobada por los responsables, por lo que una misma tarjeta no se puede utilizar para más de una compra realizada por distintos empleados.
  4. Siempre contigo: Esta es una de las grandes ventajas de las tarjetas en formato virtual: no se pierden, no se olvidan y tampoco te la pueden robar.
Descubre las tarjetas virtuales de un solo uso de Ficufy

Ficufy, la solución para gestionar y pagar todas las compras y suscripciones de empresa, integra todo el flujo de gestión como la aprobación de solicitudes de gasto, generación de tarjetas virtuales, extracción de datos y contabilización de las facturas emitidas por los acreedores.

Ficufy genera una tarjeta virtual de un solo uso para cada solicitud de gasto aprobada, lo que aumenta la seguridad de los pagos online y elimina el caos que supone compartir tarjetas corporativas de empresa. Además, las tarjetas virtuales de un solo uso de Ficufy reducen el riesgo de fraude y abuso y la compañía podrá mejorar el control del gasto permitido mediante restricciones automáticas y monitoreo de las compras en tiempo real.

Artículos relacionados